Summer of 2012 - July - Aisoy1 in Telluride (Colorado, EEUU)

September 10, 2012

En este primer post de la serie "Verano 2012", nuestro colaborador Pablo Gómez narra su experiencia en el workshop de Ingeniería Neuromórfológica organizado por el Institute of Neuromorphic Engineering, celebrado en Telluride (Colorado), EEUU; lugar al que acudió, cómo no, en buena compañía, con un Aisoy1. Antes de nada, me gustaría aclarar un poco, para el que no lo sepa, qué es eso de la Ingeniería Neuromorfológica. Este es un campo relativamente moderno cuyo objetivo más importante consiste en construir y programar chips (analógicos y digitales) que simulen diferentes funciones del cerebro animal, tales como la visión, la percepción o el aprendizaje. La meta final de estos chips no es el de reemplazar partes del cerebro que no funcionen correctamente, sino el de comprobar estudios teóricos con experimentos prácticos y, a la vez, observar si ocurren nuevos comportamientos que sirvan para entender mejor el funcionamiento del cerebro. Este workshop lleva organizándose cerca de 20 años y se ha convertido en la referencia mundial en este campo. Cada año, se citan aquí durante tres semanas los mayores expertos en diferentes áreas de la neurociencia, lugar de encuentro que aprovechan para conocer sus progresos y colaborar conjuntamente en nuevos proyectos. La mayoría de esos proyectos son, simplemente, demostraciones que cruzan dos áreas de conocimiento, pero según tengo entendido, algunos de esos proyectos han sido continuados más allá del workshop, y de sus resultandos, han salido publicaciones interesantes en los meses posteriores. Ahora que sabemos en qué consiste este workshop, vamos a ver qué tiene que ver con el Aisoy1 en todo esto. Este año, los organizadores decidieron ampliar las fronteras del workshop acogiendo a un grupo de investigadores especializados en las funciones sociales del cerebro, como por ejemplo, aprendizaje por imitación o el reconocimiento de expresiones faciales basado en algoritmos neuronales. Para ello, se necesitaban varios robots que tuvieran una cantidad suficiente de actuadores y sensores para poder interactuar correctamente. Y aquí es donde entra en escena el Aisoy1, que fue seleccionado por su capacidad de expresar emociones y por la gran variedad de sensores de los que dispone. Junto a él, también estuvieron presentes el archiconocido iCub y varios robots Mainstorm de Lego. En este workshop, Aisoy1 fue utilizado en dos experimentos. En el primero de ellos, por medio de un dispositivo que lee la actividad cerebral, nuestro bot fue capaz de imitar las expresiones faciales del usuario a partir de los datos de entrada recogidos por dicho dispositivo. En el segundo experimento, Aisoy1 jugó al famoso dilema del prisionero, un clásico, como sabéis, para la teoría de juegos. Durante la interacción, el bot tomaba decisiones teniendo en cuenta factores sociales y emocionales. Antes de continuar, explicaré muy brevemente en este párrafo el famoso dilema del prisionero, para aquellos que aún no lo conozcan. Este dilema plantea el caso de dos ladrones capturados por la policía y llevados a celdas incomunicadas. La policía les interroga por separado y les propone las siguientes opciones:
  1. Si ambos admiten su culpa, cada uno se estará 4 años en la cárcel.
  2. Si uno de ellos confiesa, pero el otro niega su participación en el delito, este último se libra de la cárcel y el confeso delincuente estará 6 años encarcelado.
  3. Si ambos niegan haber cometido el crimen, cada uno pasará 1 año en prisión.
Bajo las premisas de la teoría de juegos, este caso supone un dilema social ya que la solución obtenida no es la óptima. Por dicho motivo, ha sido estudiado en multitud de áreas de investigación y fue utilizado en este workshop como escenario para probar modelos sociales en el proceso de toma de decisiones. Para concluir, diré que Aisoy1 despertó bastante interés entre los asistentes tanto en las demostraciones como en las presentaciones de los proyectos o experimentos. Los asistentes valoraron su versatilidad, su reducido tamaño y su tan asequible precio a diferencia de otros robots destinados a la investigación. He quedado muy satisfecho con la experiencia y animo a los interesados en el campo a seguir este evento en concreto. Además, por otro lado, siempre es muy gratificante recibir un feedback positivo por parte de los investigadores más prestigiosos en el campo. Algo que confirma que Aisoy Robotics está en el buen camino y que cada vez queda menos para que Aisoy sea un robot con emociones, habilidades sociales y competencia comunicativa.


Also in Aisoy Blog

Aisoy welcomes North American Learning Robots, our new official distributor in the US.
Aisoy welcomes North American Learning Robots, our new official distributor in the US.

March 06, 2017

North American Learning Robotics is now the exclusive official distributor of Aisoy products in the US.

Aisoy, is a Spanish manufacturer of emotional educational robots which favor creativity and the development of multiple intelligences in a personalized way is ready to conquer the American market.

Read More

Aisoy wishes you a happy 2017
Aisoy wishes you a happy 2017

December 23, 2016

Every year has 365 days plenty of opportunities for enjoying life, with your family, with your friends, and why not, with a new robot that has come to our life and make us smile.

Read More

Aisoy is highly committed to children's education, particularly to children with special needs

October 29, 2016


New Friends 2016

Aisoy creates emotional robots for changing the way children play and learn. And makes them affordable for everyone. Since the first day, we participate and collaborate with people and initiatives aligned with us.

Read More